domingo, 28 de diciembre de 2014

Crema de guisantes con huevo poché y jamón serrano

Este aperitivo lo presenté en unas cucharas soperas chinas, en una ración individual, la verdad es queda muy bien. Si os apetece, también lo podéis presentar como primer plato, poniendo la crema en un plato hondo y utilizando huevo de gallina en vez de huevo de codorniz.


Ingredientes:

Crema de guisantes (con estas cantidades os saldrá mucha cantidad el sobrante lo podéis congelar) :
450 gr. Guisantes
1 puerro cortado fino
1 cebolla mediana cortada en juliana
1 patata cortada a cuadrados
1 l. caldo de verduras (mantenerlo caliente en un cazo)
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

4 huevos de codorniz
2 lonchas de jamón serrano
Sal
Pimienta blanca

Tiras de cebollino para decorar

Elaboración:

Crema de guisantes:
Ponemos en una olla un chorro de aceite con la cebolla y el puerro, rehogamos y cuando la cebolla empiece a transparentar añadimos la patata. Damos la vuelta un par de minutos y añadimos los guisantes. Cubrimos todo con el caldo, salpimentamos y dejamos cocer tapado entre 15-20 minutos, cuando la patata este tierna.
Lo colamos todo, y lo trituramos bien.

Huevos poché:
En un bol pequeño ponemos un trozo de papel film. Cascamos uno de los huevos, lo ponemos dentro del papel film y lo cerramos dejando el huevo dentro. Lo atamos con un cordel. Hacemos lo mismo con los otros 3 huevos.
Llenamos un cazo con agua, cuando empiece a hervir ponemos dentro los paquetes y los dejamos 4 minutos. Luego solo tenéis que retirar el papel film con cuidado

Montaje:
Rellenad la cuchara china con crema de guisantes, poned el huevo poché justo en medio, alrededor jamón picado muy fino, un poco de sal maldon encima del huevo y espolvoreamos todo con pimienta blanca. Para decorar un tallo de cebollino.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Trampantojo de Tomate

Una divertida manera de presentar un plato. La gente al principio se piensa que es un tomate tal cual, o relleno, y cuando clavan el tenedor ven que el interior es blanco. Se quedan muy sorprendidos y rápidamente quieren saber de que es el interior.
Este plato se lo vi hacer al cocinero del restaurante Mams de Arbúcies.


Ingredientes:

Brandada de bacalao:
500 gr Bacalao desalado
4 ajos cortados en rodajas
Aceite de oliva

Gelatina de tomate:
200 gr. tomate triturado
100 ml agua (si el tomate es muy aguado, poned menos)
3 cucharaditas de agar-agar en polvo

Las colas de 4 tomates
Albahaca fresca bien picada con aceite de oliva
Brotes tiernos
1 palillo de madera para pinchos

Elaboración:

Brandada de bacalao:

Primero, y muy importante, es secar bien el bacalao para que le quede cuanta menos agua posible, por ejemplo con papel de cocina.
Cubrimos una sartén con aceite, ponemos los ajos y los dejamos hasta que empiecen a tostar, luego ponemos el bacalao 2 minutos por un lado y dos minutos por el otro. Retiramos del fuego, reservamos el aceite con los ajos.
Cuando se haya enfriado un poco sacamos la piel y las espinas. Lo ponemos en un vaso para triturarlo, mientras lo trituramos vamos añadiendo el aceite con los ajos lentamente. Cuando quede una masa fina ya estará.
Hacemos bolas del tamaño de una pelota de golf con la ayuda de papel film. Ponemos al congelador durante media hora.

Gelatina de tomate:

Unos diez minutos antes de que pase la media hora con la brandada en el congelador.
En un cazo ponemos el tomate, el agua y el agar-agar a fuego medio. Cuando empiece a calentar vamos mezclando, estará cuando veáis que empieza a espesar un poco y el tomate se pega a la cuchara. Retiramos, lo ponemos en un vaso un poco alto y más ancho que las bolas de brandada. Esperamos un par de minutos y empezamos con el montaje.

Montaje:

Sacamos una bola del congelador, retiramos el papel film. Tiene que quedar un poco dura, pero no del todo congelada. La atravesáis por el medio con el palillo y, cogiendola por el palillo, con cuidado la sumergís en el vaso de la gelatina. Lo hacéis un par de veces, para que se cubra con una capa de gelatina de tomate. Lo ponemos justo en el centro del plato, retiramos el palillo y tapamos el agujero con cola de tomate.
A un lado unos brotes verdes, y junto el tomate el aceite con albahaca.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Galletas pizza

La primera vez que las puse en la mesa todo el mundo se sorprendió gratamente del sabor, espero que os pase lo mismo. El sabor a queso, tomate y orégano recuerda a la pizza.


Ingredientes:

120 gr. mantequilla reblandecida
90 gr. parmesano rallado
165 gr. harina
1 cucharadita de sal
175 gr. tomate concentrado (50 gr. para la masa)
Orégano seco

Elaboración:

En un bol ponemos la mantequilla, el parmesano y lo mezclamos con las varillas eléctricas. Juntar la harina, la sal, mezclar otra vez y por último poner los 50 gr. de tomate y una cucharadita y media de orégano. Amasamos con las manos, hasta tener una masa firme.

Le damos forma de rulo de unos 5 cm de grosor y de largo lo que de la masa. Guardar en el congelador media hora.

Cortar en discos de medio centímetro de grosor, los ponemos en una bandeja de horno con papel. Con una cucharadita vamos poniendo un poco de tomate concentrado encima de cada galleta y luego espolvoreamos todo con orégano. Al horno precalentado a 150º durante 15 minutos.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Cabello de Ángel

Perfecto para rellenar o poner encima de un pastel, bizcocho, o como en la foto: cogí una lámina de hojaldre rectangular, la rellené, pinté la superficie con la yema de un huevo, y un poco de almendras picadas. Al horno unos 20 minutos y listo.


Para el cabello de ángel se utiliza la pulpa de una calabaza, en concreto “Calabaza de Cidra”. Tiene una piel más dura que la calabaza convencional, así que para abrirla con un cuchillo os puede resultar difícil. Una opción es dar golpes con un martillo e ir girándola, hasta que os queden trozos.


Ingredientes:

2,5 kg Calabaza de Cidra (la pulpa se me quedó en 1,4 kg)
Ralladura de un limón
700 gr de azúcar (la mitad de lo que pese la pulpa)


Elaboración:

Una vez ya tenemos la calabaza en trozos, la ponemos en una olla con agua a hervir durante unos 20 minutos o hasta que veáis que la carne se ha vuelto tierna. Luego la escurrimos bien, esperamos que se enfríe para poder tocarla, separamos la pulpa de la piel (veréis que es muy fibrosa) y retiramos las semillas.



En una olla ponemos la pulpa, la ralladura de limón y el azúcar. Al principio a fuego un poco fuerte hasta que el azúcar se deshace, luego lo bajamos y ir removiendo durante una hora. Yo utilizo un tenedor de madera para ayudar a separar las fibras y que así queden más hilos.

Y si lo queréis conservar, directamente de la olla a unos tarros y estos los hervimos cubiertos de agua durante unos 20 minutos para que queden al vacío. Para saber si han quedado bien sellados, una vez hervidos, los ponemos al revés unos minutos, si no pierden es que han quedado bien.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Volován con cebolla al coñac y queso

Aperitivo para tomar caliente con una mezcla de sabores que se integran muy bien.


Ingredientes:

4 Volován (Vol au vent)
½ Cebolla cortada muy fina en juliana
1 chorro corto de coñac
2 nueces picadas
Hierbas provenzales
Mozzarella
4 huevos de codorniz
Aceite de oliva
Sal
Pimienta blanca

Elaboración:

En una sartén con aceite ponemos la cebolla, la dejamos a fuego bajo que vaya pochando. Cuando empiece a transparentar (una media hora de cocción), añadimos el chorro de coñac y lo dejamos 3-4 minutos. Mezclamos con las nueces, las hierbas provenzales y lo sacamos del fuego.

Ponemos un poco de la cebolla en el volován, lo apretamos con una cucharilla, un poco de mozzarella, volvemos a presionar y el interior del huevo de codorniz con un poco de sal por encima.

Los ponemos al horno precalentado a180º con la parte superior, y los dejamos hasta que el huevo se haya cuajado (unos 5 minutos), sacamos del horno, espolvoreamos con pimienta y servir.