viernes, 31 de julio de 2015

Tarta de Santiago

Si tenéis problemas con el gluten o la lactosa, esta tarta os irá de perlas, ya que no lleva ninguno de los dos. Para la cruz solo tenéis que buscar en internet Cruz de Santiago y os saldrán un montón de plantillas para imprimir.


Ingredientes:

250 gr. harina de almendras
250 gr. azúcar
1 cucharadita de canela
5 huevos batidos
Ralladura de un limón
Azúcar glas (cuidado con la marca que algunas añaden harina de trigo)


Elaboración:

En un bol mezclamos la harina, el azúcar y la canela. Añadimos los huevos y la ralladura del limón mezclamos bien pero sin batir. Vertemos la masa en un molde y cocemos al horno precalentado a 180º durante 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Dejamos que se temple y luego ponemos la plantilla de la cruz encima, espolvoreamos bien con el azúcar glas y sacamos la cruz con mucho cuidado.

lunes, 27 de julio de 2015

Caracoles a la cazuela con tomate

Este domingo hemos comido una “cargolada”. Hoy os pongo una de las formas como los hace mi madre, aunque cada uno los hace a su estilo: con romero, tomillo, panceta, a la llauna con vinagreta,...
Los caracoles tienen que ser frescos, se guardan en una red durante como mínimo una semana para que purguen.




Ingredientes (unas 6 personas):
1,5 kg caracoles
2 cebollas grandes bien picadas
800 gr. tomate triturado
3 cucharaditas de azúcar
1 guindilla fresca
270 gr tacos de jamón serrano muy pequeños
6 dientes de ajo bien picados
Un puñado de perejil bien picado
Aceite de oliva
Sal




Elaboración:

Ponemos los caracoles en un recipiente y los lavamos bien con agua, cambiamos el agua como mínimo 3 veces y después los ponemos en una olla con agua limpia. Cuando esta empiece a hervir y sacar espuma, retiramos toda el agua y volvemos a llenar. Dejamos hervir 30 minutos. Escurrimos y reservamos (guardar medio vaso del agua).

En una tartera (cazuela baja) ponemos aceite y la cebolla. Cuando empiece a transparentar añadimos el tomate, el azúcar y la guindilla. Vamos removiendo de vez en cuando dejándolo 45 minutos o hasta que esté hecho el sofrito. Añadimos el medio vaso del agua, mezclamos un par de minutos y agregamos el jamón serrano dejándolo unos 5 minutos. Para acabar añadimos los caracoles les damos un par de vueltas, agregamos el ajo y el perejil, unas vueltas más y no más de 15 minutos en el fuego y a comer.
Este plato se puede preparar el día antes, y solo calentarlo cuando se vaya a comer.


Y unas fotos del pequeño estanque:






sábado, 18 de julio de 2015

Trufas


Un bocado fresco de chocolate, que se deshace en la boca. Los amantes del chocolate, poco más pueden pedir.


Ingredientes:

250 ml Nata (la que pone para montar, aunque no se tenga que montar)
450 gr Chocolate
Cacao en Polvo

Elaboración:

Ponemos la nata en un cazo grande, cuando empiece a calentar añadimos el chocolate, y removemos hasta que se deshaga y se haya mezclado bien.

Vertemos la mezcla en un recipiente de, como mucho, de un par de centímetros de alto. Dejamos reposar la masa hasta que se temple y la ponemos a la nevera almenos media hora. Sacamos y vamos formando bolas más o menos del mismo tamaño y las rebozamos con el cacao en polvo.
Guardar en la nevera y sacar justo antes de comer, estarán duras por fuera, tiernas por dentro y fresquitas.

martes, 7 de julio de 2015

Calabacín con salsa de piñones



Ingredientes:

1 calabacín grande
Harina
Pimentón dulce
1 huevo batido
2 cucharadas de leche
Aceite de girasol
Sal

Salsa de piñones:
120 gr. piñones
1 diente de ajo
1 cucharada zumo de limón
3 cucharadas de agua
Aceite de oliva
Perejil picado
Sal
Pimienta

También lo podéis acompañar con allioli

Elaboración:

Primero preparamos la salsa:
Ponemos los piñones con el ajo y lo trituramos, añadimos el zumo de limón, el agua y vamos añadiendo el aceite hasta que nos quede una textura un poco consistente. Añadimos la sal, la pimienta y el perejil. Reservamos, sin poner en la nevera.

Calabacín frito:
Cortamos el calabacín a rodajas (queda mejor si los cortes son en diagonal), de unos 5 mm. Pasamos el calabacín por harina, espolvoreamos con el pimentón dulce. Mezclamos el huevo con la leche y untamos los calabacines. Los freímos con aceite muy caliente hasta que cojan color. Los dejamos en papel de cocina para que dejen el exceso de aceite.


Servimos los calabacines con un poco de sal por encima y la salsa al lado.