lunes, 29 de febrero de 2016

Longan

No habéis ido alguna vez a un super, habéis visto un producto que no conocéis y sentido curiosidad?. Pues por eso compré este fruto, lo miré y pensé: bueno en internet ya veré que es.


El fruto se llama Longan, se encuentra en China y otros países asiáticos. El que compré provenía de Tailandia. También se le llama ojo de dragón, por como queda al cortar por la mitad, con la semilla negra que tiene. Su sabor es dulzón, un poco demasiado para mi gusto, pero esta rico. Dicen que se parece al Litchi.

Por lo que he encontrado se utiliza mucho en macedonia, para ser un poco diferente he preparado este sencillo postre.


Ingredientes:

1 masa de hojaldre
Crema pastelera
Puñado de longan

Crema pastelera:
½ l. leche
3 yemas de huevo
125 gr. azúcar
50 gr. harina de maíz (maizena)
Un trozo de piel de limón


Elaboración:


Para la crema:
En un bol mezclamos las yemas con el azúcar y después la harina. En un cazo, ponemos la leche, junto con el limón, a cocer hasta que empiece a hervir. Después añadimos la mezcla anterior a la leche sin dejar de mezclar, cuando veamos que tiene la consistencia de crema la retiramos del fuego y la dejamos enfriar.

Untamos un molde redondo con mantequilla, ponemos la masa de hojaldre encima. Pinchamos con un tenedor para que no suba al cocer, ponemos un peso encima (yo pongo papel de horno y garbanzos, así no os tendría que subir ni deformar). Al horno precalentado a 180º durante unos 15-20 minutos (lo que ponga el paquete).

Ponemos la crema encima y ya ponemos los longan, pelados, cortados por la mitad y sin semilla repartidos por encima de la crema. Guardar en la nevera.


domingo, 14 de febrero de 2016

Pan de Molde

Este pan es un descubrimiento, muchísimo mejor que el pan de molde del supermercado. Solo hay que controlar el tema de la levadura. Importante: cuando pongáis la levadura seca con la leche y el agua sobretodo tiene que estar tibia, no caliente! (o matareis la levadura).


Ingredientes:

220 ml agua
220 ml leche
25 gr mantequilla fundida
4,6 gr levadura seca activa (1 sobre)
665 gr harina de fuerza (un poco más para el amasado)
20 gr azúcar
10 gr sal
Aceite de oliva

Elaboración:

En un cazo ponemos el agua, la leche y la mantequilla. Calentamos solo hasta que esté tibia. Retiramos, añadimos la levadura, mezclamos y reservamos.

Cogemos un bol, agregamos la harina, el azúcar y la sal. Mezclamos y ya podemos añadir la mezcla anterior con la levadura. Con una cuchara nos ayudamos para que se integren todos los ingredientes, y luego, sobre una mesa con un poco de harina, amasamos la masa un buen rato. La trabajamos hasta que haya absorbido la harina y no quede una masa muy pegajosa. Ponemos un poco de aceite en las paredes del bol, hacemos una bola con la masa y la dejamos en el bol, tapada con un trapo de cocina, en un sitio templado durante 1h, hasta que doble el tamaño.


Pasada la hora volvemos a amasar un poco la masa para sacar el aire y la dejamos en el molde (con un poco de aceite en las paredes). El molde que utilizo mide unos 30x11 cm. Dejamos la masa dentro del molde 1 hora, tapada con el trapo, tiene doblar el tamaño.

Lo ponemos en el horno precalentado a 190º durante 30 minutos. Tiene que quedar tostado por fuera y tierno por dentro.


jueves, 4 de febrero de 2016

Gambas Agridulces

Un plato típico chino que está en todas las cartas, pero que no muchos habéis hecho en casa. También se suele preparar con cerdo.


Ingredientes:

Unas 24 gambas (6-7 por persona)
3 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de aceite de sésamo tostado
2 rodajas de jenjibre fresco
1,5 cucharadas de maizena

1 diente de ajo picado
1 cucharadita de jenjibre fresco picado
3 cebolletas cortadas en juliana
½ pimiento rojo cortado a cuadrados grandes
1 pimiento verde cortado a cuadrados grandes
3 cucharadas de salsa de tomate
3 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de salsa de soja
1 pizca de sal
½ cucharada de maizena mezclada en 125 ml de agua

Aceite de girasol

Elaboración:

En un bol ponemos las gambas sin cáscara y sin el intestino, le añadimos el vinagre, el aceite de sésamo, las rodajas de jenjibre y 1 cucharada y media de maizena. Mezclamos bien y dejamos reposar al menos 30 minutos.
Pasado el tiempo, en un cazo lleno de aceite de girasol, freímos las gambas y reservamos sobre papel absorbente.

En una sartén o un wok, ponemos un poco de aceite, cuando esté muy caliente añadimos el ajo, el jenjibre y las cebolletas, salteamos menos de un minuto y añadimos los pimientos. Salteamos un minuto, y vamos añadiendo el resto de ingredientes. Bajamos el fuego y esperaremos a que quede una textura espesa, añadimos las gambas, damos un par de vueltas para que se calienten y ya se puede servir.