lunes, 30 de enero de 2017

Quedada en Artés – Caves Artium

Este sábado hemos quedado en Artés, cerca de Manresa. Jordi y Anna lo organizaron y nos lo pasamos muy bien.


Quedamos para desayunar en una cafetería que han inaugurado solo hace 3 días, se llama Garbuix.


Y después de llenar nuestras barrigas, hicimos una visita guiada por la parte antigua del pueblo y su museo de historia. Esta es una vista desde la torre, luego os cuento.


Este pueblo tiene unas vistas preciosas de los campos y las montañas que lo rodean. Situado en un punto elevado en el centro de la confluencia de varios valles, ha estado habitado desde la época de los íberos. Lástima que con la nubes no se ve, pero las montañas al norte estaban nevadas.


También tuvimos un momento de no estar seguros de si estábamos en Londres o en Artés jeje, alguien pintó un cuadro de luces como una cabina.


Después del recorrido por el pueblo, visitamos el museo de la historia, está situado justo al lado de la torre de la antigua iglesia y una de sus paredes es parte de la ruina del ábside, por su cara exterior!.


En el museo podemos encontrar una muestra de parte de la industria que hubo en el pueblo: un telar industrial, un proyector de cine, herramientas médicas de época y parte de la iglesia que fue destruida. Desde el museo se puede subir a la torre y llegar hasta arriba a través de una escalera de caracol, donde veremos unas espléndidas vistas.



De allí directos a la bodega cooperativa de Artés - Celler Artium. Tienen más de un siglo de historia, hacen vinos, cava y vermut. Está en medio del pueblo, y tienen un amplio local recién remodelado con mesas para tomar un vino o un vermut, una parada perfecta antes de comer.
Lo mas exclusivo de su bodega es que utilizan, para el blanco, una variedad de uva local que se llama Picapoll, todo un descubrimiento para mi, ya que me gustó mucho.




Probamos 4 de sus vinos y 1 cava, y gracias a Mengembages, también probamos productos de la zona bajo el sello de calidad terradeprofit, con el que promocionan alimentos ecológicos, sanos y de proximidad; como quesos, embutidos, tomates, verduras, frutas o espinacas frescas como la de la ensalada de la foto, entre muchos más.

Blanco Picapoll – Rosado Fumet – Negro Caprici – Negro Reserva Roques Albes – Cava Brut Nature




Y para acabar, como la fábrica de Aneto está en Artés pero no organiza visitas los sábados, pues nos regalaron un pack de caldos, que nos irán de maravilla.




viernes, 27 de enero de 2017

Croquetas de Setas

Muy gustosas y melosas. Utilizo setas secas para dar un sabor más fuerte, y al hidratarlas con la leche aumentamos el sabor de las croquetas.


Ingredientes:

250 gr setas frescas variadas cortadas en trozos pequeños
30 gr setas secas variadas
1 cebolla grande picada
1 l. de leche
120 gr harina
Sal
Pimienta
Aceite
2 huevos batidos (tener alguno más por si es necesario)
Pan rallado

Elaboración:

En un cazo ponemos la leche con las setas secas, las dejamos hasta que hierva y luego reservamos, así se hidrataran bien y la leche cogerá sabor a las setas.

En una cazuela ponemos la cebolla con un poco de aceite hasta que empiece a transparentar. Luego añadimos las setas secas ya hidratadas, cortadas en trozos bien pequeños, y las setas frescas. Añadimos sal y pimienta y mezclamos durante unos 5 minutos. Luego vamos añadiendo la leche caliente poco a poco, que vaya cuajando y haciendo la bechamel. Yo voy poniendo la leche poco a poco hasta que me gusta la consistencia, no necesariamente se tiene que poner todo el litro. Tiene que quedar una masa un poco consistente, cremosa.

Vertemos toda la masa en una bandeja ancha y la guardamos en la nevera hasta el día siguiente, la masa cogerá aún más consistencia.

Damos forma de croquetas, pasamos por el huevo, el pan rallado y ya podemos freír en abundante aceite muy caliente. También podemos congelarlas, siempre antes de freír, pero ya empanadas.


martes, 10 de enero de 2017

Estofado de ternera al estilo vietnamita

La vendedora de la verduleria, sabiendo que me gusta cocinar, me ofreció lemongrass, un ingrediente muy difícil de encontrar donde yo vivo. Es muy típico de Asia, tiene un intenso sabor cítrico y se tiene que ir con cuidado de no ponerlo en exceso, el sabor puede ser demasiado fuerte.
La carne queda muy tierna y tiene un sabor especiado muy diferente al acostumbrado, la calabaza es el toque final que aligera el guiso.


Ingredientes:

800 gr ternera para estofar
2 cucharadas de harina
Pimienta
2 lemongrass cortados a rodajas
3 dientes de ajo picados
2 cucharadas de soja
1 cucharada de azúcar moreno
4 chalotas cortadas en cuartos
2 guindillas picadas sin semillas
4 zanahorias cortadas a rodajas
4 tomates cortados a trozos
2 cucharadas de tomate concentrado
1 barra de canela
2 estrellas de anís
La piel rallada de 2 limas
1 l. caldo de carne mantener caliente
450 gr calabaza cortada a trozos no muy grandes
Aceite de girasol

Albahaca picada

Elaboración:

Mezclamos en un bol la ternera, la harina, la pimienta, el lemongrass, los ajos, la soja y el azúcar. Dejamos un mínimo de 1h marinando.


Cogemos una cazuela ancha y plana que podamos poner en el horno. De momento la ponemos en el fuego con aceite, cuando empiece a calentar añadimos la ternera con su aliño. Dejamos hasta que la carne quede dorada.


Luego añadimos las chalotas, rehogamos un par de minutos y añadimos el resto de ingredientes: guindillas, tomates, zanahoria, canela, anís y la lima. Mezclamos todo bien, y agregamos el caldo.

Cuando este empiece a hervir lo ponemos en el horno, precalentado a 160º, durante 1h. Pasado el tiempo sacamos del horno, añadimos la calabaza y volvemos aponer en el horno unos 30 minutos, o hasta que la calabaza esté cocida.

Servimos en la mesa con la cazuela y con un poco de albahaca picada por encima.

jueves, 5 de enero de 2017

Panqueques (Hotcakes) de Ricotta

Este mes he llegado justito al retro de las chicas de Cooking the chef. Un mes a tope de comidas y muchas horas en la cocina, aunque ha valido la pena. Bueno vamos al tema, este mes le toca a Yotam Ottolenghi nacido en Jerusalem y actualmente británico. Gran cocinero, me ha encantado, tiene mucha variedad de platos y todos muy saludables. Tiene varios libros y pasa automáticamente a mi librería, ya tengo una lista de sus platos como pendientes. Un buen hallazgo.


Ingredientes:

225 gr Ricotta
2 cucharadas de parmesano rallado
125 ml leche
2 huevos (separar las yemas de las claras)
80 gr harina
Sal
Mantequilla

Para la ensalada:
12 tomates cherry
Hojas de espinacas
½ diente de ajo picado
2 cucharadas de albahaca triturada
Piñones
Aceite de oliva
Vinagre balsámico
Pimienta
Sal

Elaboración:

Ponemos los tomates abiertos por la mitad en una bandeja de horno con la piel por debajo. El horno precalentado a 150º, arriba y abajo durante 1h.

Preparamos la masa para los hotcakes. Mezclamos la ricotta, el parmesano, la leche, las yemas, la harina y un poco de sal. Batimos un poco las claras y lo mezclamos con la masa anterior. En una sartén ancha fundimos un poco de mantequilla y con un cucharón vertemos una porción de masa. Que quede de unos 10 cm de diámetro y 1 cm de grosor, tostamos un par de minutos por ambos lados.

Preparamos la ensalada con todos los ingredientes y ponemos al lado de los hotcakes.

lunes, 2 de enero de 2017

Tarrina de col rellena de pato confitado y salsa de foie

Este es un plato muy típico de Francia, y sobre todo de la región de Midi-pyrénées. Este verano estuve por esa zona y tuve la oportunidad de probarlo, en la ciudad de Cahors, con un vino tinto de la zona muy apropiado. Lo probé no en formato terrina, sino en hatillo individual de col. Tanto a mi como a mi pareja nos sorprendió gratamente y pensé hacerlo en un día especial, así que lo hice en noche buena.


Ingredientes Tarrina de col rellena de pato confitado (unas 8 porciones):

16 hojas de col rizada
250 gr jamón cocido
3 pechugas de pato confitado (unos 900 gr con hueso)
1,5 cebolla picada
1 zanahoria picada
10 gr de perejil picado
2 hojas de laurel
1 rama de tomillo
1 diente de ajo picado
Una pizca de nuez moscada
100 gr miga de pan
100 ml vino blanco
3 huevos
3 cucharadas de leche
Pimienta
Sal
Aceite de oliva

Ingredientes Salsa de foie:

100 gr foie mi-cuit en dados
1 chalota cortada en juliana
200 ml caldo de pollo
100 gr nata (yo siempre utilizo la de montar)
50 ml oporto
Pimienta
Sal
Aceite oliva

Elaboración:

Terrina de col rellena de pato confitado:


Cogemos las pechugas, separamos la grasa que las envuelve y la reservamos. Desechamos la piel y los huesos. La carne la desmenuzamos.

Ponemos a hervir las hojas de col con agua y sal durante 5 minutos. En un bol que tendremos preparado con agua fría, sumergimos la col para cortar rápido el calor. Luego tenemos que secarlas muy bien con papel de cocina o un trapo, y cortamos el tronco de cada una.


En una sartén o cazuela ponemos un poco de aceite, con el ajo, la cebolla, la zanahoria, el laurel y el tomillo. Cuando la cebolla empiece a transparentar añadimos el vino y a fuego medio dejamos que se evapore.

Sacar del fuego y desechamos el laurel y el tomillo. Añadimos la miga de pan, con el perejil, el jamón y el pato.
A parte, batimos los huevos, junto la leche, la sal y la nuez moscada. Luego lo añadimos a la mezcla anterior y mezclamos bien.


Untamos el molde con la grasa de pato y lo cubrimos con la col, que no quede sitios libres y que sobresalga por los lados, para al final poder cerrar bien. Rellenamos con el pato apretando bien para que no queden espacios, ponemos una capa de col y con la que sobra por los lados acabamos de cerrar. Volvemos a apretar con los dedos que quede bien compacto.
Cubrimos la parte de arriba con papel de aluminio.

Se hace al horno al baño maría, así que cogemos una bandeja de horno y la llenamos de agua, ponemos el molde dentro, no tiene que cubrir, pero si llegar a un poco más de la mitad. Y ponemos al horno precalentado a 200º durante 1 hora.  


Una vez pasado el tiempo retiramos, sacamos el molde de la bandeja y dejamos reposar hasta que se atempere 1h al menos y damos la vuelta al molde sacando limpiamente la col rellena. Podemos comer ahora o dejar para el día siguiente. Hoy la col tendrá un color verde vivo, al día siguiente lo perderá un poco.

Cuando vayamos a comer, cortamos trapecios de unos 2 dedos de ancho, colocamos en una bandeja de horno y calentamos hasta que coja calor. Y ya se puede servir con la salsa caliente al lado.

Salsa de foie:

Ponemos la chalota en una sartén con un poco de aceite y la pochamos hasta que empiece a transparentar. Añadimos el resto de ingredientes, caldo, nata y oporto. Cocemos hasta que la salsa empiece a espesar. Agregamos el foie y vamos removiendo hasta que el foie se haya fundido con la salsa y salpimentamos.
Luego pasamos la salsa por la batidora de brazo para que no queden grumos. Y volvemos a calentar, si ha quedado muy líquida subimos el fuego y la reducimos un poco. Serviremos caliente, pero que no queme.