domingo, 14 de diciembre de 2014

Cabello de Ángel

Perfecto para rellenar o poner encima de un pastel, bizcocho, o como en la foto: cogí una lámina de hojaldre rectangular, la rellené, pinté la superficie con la yema de un huevo, y un poco de almendras picadas. Al horno unos 20 minutos y listo.


Para el cabello de ángel se utiliza la pulpa de una calabaza, en concreto “Calabaza de Cidra”. Tiene una piel más dura que la calabaza convencional, así que para abrirla con un cuchillo os puede resultar difícil. Una opción es dar golpes con un martillo e ir girándola, hasta que os queden trozos.


Ingredientes:

2,5 kg Calabaza de Cidra (la pulpa se me quedó en 1,4 kg)
Ralladura de un limón
700 gr de azúcar (la mitad de lo que pese la pulpa)


Elaboración:

Una vez ya tenemos la calabaza en trozos, la ponemos en una olla con agua a hervir durante unos 20 minutos o hasta que veáis que la carne se ha vuelto tierna. Luego la escurrimos bien, esperamos que se enfríe para poder tocarla, separamos la pulpa de la piel (veréis que es muy fibrosa) y retiramos las semillas.



En una olla ponemos la pulpa, la ralladura de limón y el azúcar. Al principio a fuego un poco fuerte hasta que el azúcar se deshace, luego lo bajamos y ir removiendo durante una hora. Yo utilizo un tenedor de madera para ayudar a separar las fibras y que así queden más hilos.

Y si lo queréis conservar, directamente de la olla a unos tarros y estos los hervimos cubiertos de agua durante unos 20 minutos para que queden al vacío. Para saber si han quedado bien sellados, una vez hervidos, los ponemos al revés unos minutos, si no pierden es que han quedado bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada