jueves, 4 de febrero de 2016

Gambas Agridulces

Un plato típico chino que está en todas las cartas, pero que no muchos habéis hecho en casa. También se suele preparar con cerdo.


Ingredientes:

Unas 24 gambas (6-7 por persona)
3 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de aceite de sésamo tostado
2 rodajas de jenjibre fresco
1,5 cucharadas de maizena

1 diente de ajo picado
1 cucharadita de jenjibre fresco picado
3 cebolletas cortadas en juliana
½ pimiento rojo cortado a cuadrados grandes
1 pimiento verde cortado a cuadrados grandes
3 cucharadas de salsa de tomate
3 cucharadas de vinagre de arroz
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de salsa de soja
1 pizca de sal
½ cucharada de maizena mezclada en 125 ml de agua

Aceite de girasol

Elaboración:

En un bol ponemos las gambas sin cáscara y sin el intestino, le añadimos el vinagre, el aceite de sésamo, las rodajas de jenjibre y 1 cucharada y media de maizena. Mezclamos bien y dejamos reposar al menos 30 minutos.
Pasado el tiempo, en un cazo lleno de aceite de girasol, freímos las gambas y reservamos sobre papel absorbente.

En una sartén o un wok, ponemos un poco de aceite, cuando esté muy caliente añadimos el ajo, el jenjibre y las cebolletas, salteamos menos de un minuto y añadimos los pimientos. Salteamos un minuto, y vamos añadiendo el resto de ingredientes. Bajamos el fuego y esperaremos a que quede una textura espesa, añadimos las gambas, damos un par de vueltas para que se calienten y ya se puede servir.

domingo, 31 de enero de 2016

Bizcochos de Soletilla

Para una buena merienda o desayuno. Con chocolate a la taza estos bizcochos tiernos quedan de vicio. A mi me salieron quince bizcochos, aunque los hice un poco anchos y os podrían salir más.


Ingredientes (15 unidades):

3 huevos (las claras y las yemas por separado)
100 gr azúcar
1 pizca de sal
75 gr. harina tamizada
Azúcar glas

Elaboración:

Mezclamos las yemas en un bol con 50 gr de azúcar y con las varillas lo batimos. Tiene que pasar del color naranja intenso a un color amarillo pálido y doblar el tamaño.

Montamos las claras con una pizca de sal, cuando ya estén montadas añadimos 50 gr de azúcar y volvemos a montar unos minutos.

Cogemos el bol de las yemas y agregamos la harina, cuando esté bien mezclada añadimos las claras montadas y las mezclamos con una espátula con movimientos suaves y envolventes. Cuando esté todo bien mezclamos, ponemos la masa en una manga pastelera de boca ancha.  


En una bandeja de horno con papel, hacemos tiras con la masa de unos 10 cm de largo. Espolvoreamos con el azúcar glas y dejamos en el horno precalentado a 180º (arriba y abajo), unos 7 o 8 minutos, hasta que la parte superior quede un poco tostada.

jueves, 28 de enero de 2016

Ternera crujiente con verduras estilo asiático

Los que me conocéis sabéis que me gusta mucho la comida asiática y hacía mucho que no publicaba ninguna receta de este tipo, me ha entrado el gusanillo y próximamente habrá alguna más.


Ingredientes:

400 gr. Solomillo de ternera
2 huevos batidos
4 cucharadas rasas de maizena
2 zanahorias cortadas en juliana
3 cebolletas cortadas en juliana
1 diente de ajo picado
1 guindilla cortada en rodajas finas (sacad las pepitas)
4 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de vinagre de arroz
3 cuchadas de salsa de soja
Sal
Aceite de girasol

Arroz blanco para acompañar

Elaboración:

Cortamos el solomillo en tiras finas, de no más de 3 cm. Tenemos que rebozar la carne, yo cojo una bolsa de congelado, pongo los huevos, una pizca de sal y la maizena. Mezclamos bien y luego añadimos la carne hasta que quede empapada.
Llenamos un cazo ancho con aceite y cuando esté muy caliente añadimos la carne. Como esta cortada tan fina no debemos dejarla mucho tiempo, menos de 5 minutos. Quedará crujiente, retiramos y dejamos sobre un papel absorbente.
En el mismo aceite freímos las zanahorias sólo un par de minutos y las reservamos sobre papel absorbente.


Cogemos el wok, ponemos un par de cucharadas del aceite anterior y cuando esté muy caliente añadimos las cebolletas, el ajo y la guindilla. Salteamos un minuto, añadimos la carne, el azúcar, el vinagre y la soja. Salteamos un minuto más y ya estará.

lunes, 18 de enero de 2016

Espirales de tortilla y verduras

Aquí os dejo una divertida presentación para este aperitivo. Lo mejor es que se puede hacer una hora antes y comerlo a temperatura ambiente.


Ingredientes (salen para dos tortillas de 17x12 cm):

½ cebolla
½ berenjena pequeña
½ calabacín
¼ pimiento rojo
Rama de romero
2 huevo
2 cucharadita de tomate concentrado
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

Elaboración:

Pelamos la berenjena y el calabacín. Con un cuchillo cortamos todas las verduras lo más pequeñas que podamos.
En una sartén ponemos aceite en el fondo y la rama de romero, dejamos cocer a fuego lento durante 5 minutos, para que el aceite coja el sabor del romero. Añadimos las verduras, las salpimentamos y las salteamos unos 15 minutos, tienen que quedar tiernas.



Hacemos las tortillas, 1 huevo, 1 cucharadita de tomate y sal para cada una.



Cuando la tortilla aún esté caliente, cubrimos con una fina capa de las verduras, dejando un margen de un dedo al final, porque al enrollar se os saldrá la verdura.

Cortamos los espirales de 1 cm de grosor con un cuchillo afilado.

martes, 12 de enero de 2016

Baguette

Hay muchas maneras de hacer pan, yo lo hago así aveces y me sale bueno: esponjoso y con la corteza crujiente. Lleva más trabajo que bajar a comprarlo en la panadería, pero de vez en cuando vale la pena.


Ingredientes (4 unidades):
750 gr harina de fuerza
500 ml agua tibia a unos 20º
5 gr levadura fresca
15 gr sal

Elaboración:

En un bol o recipiente grande ponemos la harina y vamos mezclando con el agua poco a poco. Si os queda una masa muy seca añadid un poco de agua o si por el contrario veis que la harina ya no acepta más agua, añadid un poco más de harina. Amasaremos toda la masa al menos 5 minutos y reservamos en el bol tapado con un trapo húmedo en un sitio que haga una temperatura de unos 20º. Lo dejamos reposar unos 30 minutos.



Añadimos a la masa la levadura desmenuzada y la sal. Volvemos a amasar unos 10 minutos, encima de una mesa con un poco de harina para que no se pegue la masa. Os tiene que quedar una masa que no se pegue en las manos y que sea fácil de trabajar. Dejamos otra vez la masa en el bol con el trapo, 30 minutos.
Pasados los 30 minutos le damos la vuelta a la masa y 5 minutos más. Dejamos la masa en el bol con papel film en la nevera 12h. Ya veréis como os crece el doble.
Pasadas las 12h (si la dejáis alguna hora más, no pasará nada), cortamos la masa en porciones de 250 gr. y le damos la forma de baguette sin amasar.
Ponemos las baguettes en una bandeja de horno con papel y las dejamos reposar 30 minutos.
Precalentamos el horno a 250º, con una bandeja, o recipiente, con agua en la parte abajo del horno, para que suelte vapor y no nos queden la baguettes secas.



Justo antes de poner la bandeja con las baguettes en el horno les hacemos unos cortes en diagonal con un cuchillo afilado y las cocemos durante 20 minutos. Encendiendo la parte de arriba y de abajo a la vez.

viernes, 1 de enero de 2016

Menú Fin de Año 2015-2016

Mis mejores deseos para este 2016!

El menú para este año ha sido:

Mejillones Tigre
Solomillo Wellington
Leche frita con naranja confitada


Mejillones Tigre


Es muy importante: una vez puesta la bechamel dejarlo en la nevera, os ayudará a que esta endurezca y después facilitar el rebozado, sino cuando los paséis por el huevo se desharán.


Ingredientes (unas 10-12 unidades):

1 kg mejillones
1 hoja de laurel
1 diente de ajo picado
½ cebolla grande picada
¼ pimiento rojo
3 cucharadas de tomate natural
1 cayena
¼ cucharadita de comino molido
½ vaso de vino blanco
Sal
Pimienta
2 huevos batidos
Pan rallado

Para la bechamel:
2 cucharadas aceite de oliva
3 cucharadas de harina
250 ml de leche (utilicé sin lactosa y no tuve problemas)
¼ cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

Limpiamos los mejillones y los hervimos en una olla con menos de un dedo de agua y el laurel. Cuando se abran separáis la carne de las conchas. Guardamos algunas conchas para el emplatado, se tienen que limpiar bien. El jugo que haya quedado lo filtramos para sacar las impurezas y reservamos. Picamos los mejillones con un cuchillo.

En una sartén sofreímos el ajo, la cebolla, el pimiento y la cayena. Cuando la cebolla empiece a transparentar añadimos el comino, salpimentamos y agregamos el tomate. Rehogamos un par de minutos y vertemos el vino. Esperamos 2 minutos más a fuego fuerte, agregamos los mejillones y bajamos un poco el fuego. Cuando el vino se haya evaporado reservamos.

Para la bechamel ponemos en un cazo el aceite junto con la harina y vamos mezclando la leche sin dejar de remover con una varilla, (podéis añadir un poco del jugo de los mejillones). Antes de echar toda la leche id mirando la textura para que no se os quede demasiado líquida.

Mezclar la bechamel con el sofrito, yo no la mezclo de golpe, voy añadiendo hasta que creo que ya hay bastante bechamel, aunque para esta cantidad suelo acabar agregándola toda. Guardar en la nevera al menos una hora.


Rellenamos las conchas de los mejillones con la mezcla anterior, bien llenas con copete. Pasamos por huevo, pan y freímos con aceite muy caliente. Se pueden congelar una vez empanados, antes de freír.


Solomillo Wellington

Con el solomillo no estaba muy segura porque es la primera vez que lo he hecho. La carne tiene que quedar rojiza, ni muy hecha ni cruda, y así me quedó al punto. La pasta de champiñones se llama Duxelle, se puede comer con pan o también se utiliza como rellenos.
Parece un plato complicado, pero si seguís bien las instrucciones os saldrá bien.


Ingredientes:

1 solomillo de ternera de unos 800 gr.
25 gr mantequilla
1 rama de tomillo fresco
3 chalotas
400 gr. champiñones
100 ml vino blanco seco
Mostaza dijon
Lonchas finas de jamón serrano
1 masa de hojaldre cuadrada (si queréis decorar necesitaréis una más)
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

1 yema de huevo (para pintar al final)

Elaboración:

Para preparar la duxelle (pasta de champiñones):
Las chalotas y los champiñones se tiene que cortar muy pequeños, si tenéis una trituradora será la mejor manera, con el cuchillo no os quedará tan fino.
En una sartén ponemos la mantequilla con el tomillo. Cuando se haya fundido la mantequilla añadimos las chalotas, rehogamos hasta que queden blandas y agregamos los champiñones. Empezaran a soltar agua, los dejaremos hasta que se haya evaporado toda, luego vertemos el vino, removemos y dejamos hasta que se evapore. Tiene que quedar una pasta densa y oscura.

Mientras se hace la duxelle, en una sartén ancha ponemos un poco de aceite, salpimentamos el solomillo y lo sellamos. Importante: solo sellar (marcar la parte exterior), si se hace mucho el resultado final será que la carne estará demasiado hecha y más dura. Lo retiramos y untamos todo el solomillo con la mostaza.


Ponemos en la mesa papel film, las lonchas de jamón en horizontal y vais cubriendo para que no haya espacios entre ellas (recordad que tiene que quedar, tanto de ancho como de largo, espacio para envolver al solomillo). Lo cubrimos con la pasta duxelle. Ponemos el solomillo encima, enrollamos de izquierda a derecha y lo guardamos en la nevera envuelto con el papel film, como mínimo 1 hora, para que todo quede bien compacto.


Cogemos la masa de hojaldre, yo la he estirado un poco con el rodillo. Sacamos el papel film del rollo y ponemos encima del hojaldre (el solomillo tiene la parte inferior más plana y la parte superior redondeada, yo pongo la parte superior debajo, para que al envolver los pliegues de la masa de hojaldre queden en la parte inferior).
Si queréis poned tiras de hojaldre para decorar. Yo he hecho como una malla, se hace haciendo una serie de cortes verticales y luego separando la masa quedan esta especie de rombos.


Pintamos con la yema y ponemos al horno precalentado a 200º durante 20 minutos. Cuando esté lo dejamos reposar 10 minutos, para que la masa absorba bien los jugos y ya podemos comer. Las rodajas tienen que ser gordas, de unos 2 cm, porque sino se os podría romper. Recordad que la carne tiene que tener un color rojizo, si se os ha quedado demasiado cruda, volved a poner al horno unos minutos más.

Leche Frita con Naranja Confitada

Os dejo los enlaces (estás recetas ya las colgué hace tiempo):

Leche frita:

Naranja Confitada:




jueves, 31 de diciembre de 2015

Cañas fritas gallegas rellenas de crema

Que tengáis todos un buen comienzo de año, y feliz 2016!

Una pasta crujiente cubierta de azúcar y rellena de crema. Por lo que tengo entendido es un postre típico de la provincia de Orense, concretamente de la población de O Carballiño.
Las cañas, si las dejáis mucho tiempo con la crema, se reblandeciran. Para que no pase, lo que hago es preparar las cañas, sin la crema, con tiempo, incluso se pueden hacer el día antes, mientras las tengamos guardadas en un sitio cerrado. El mismo día preparo la crema, la pongo en la manga pastelera y la reservo en la nevera hasta el momento de rellenar las cañas. Se puede preparar 1 hora antes o incluso en el mismo momento, rellenarlas es un momento.

Buscando he visto que hay variaciones de esta receta, hay quien en vez de oporto pone anís o manteca en vez de aceite. Yo hice la siguiente y quedó muy bien. Importante!: moldes cilíndricos.


Ingredientes (14-15 unidades):

Las Cañas:
300 gr Harina de fuerza
100 ml aceite de oliva
125 ml agua tibia
Un chorrito de oporto
½ cucharadita de sal

Aceite de oliva
Azúcar para rebozar las cañas

La crema pastelera:
½ L. leche
Un trozo de piel de limón
1 rama de canela
3 yemas de huevo
125 gr azúcar
50 gr maizena

Elaboración:


Las cañas:
En un bol ponemos la harina y el resto de los ingredientes, nos ayudamos para mezclar con una paleta y luego acabamos con las manos. La amasamos bien para que se integren todos los ingredientes, tiene que quedar una masa sólida que no se os pegue en las manos. Si se os pega, añadir un poco más de harina. Dejamos la masa en la nevera dentro del bol y cubrimos con papel film.
Con la ayuda de un rodillo aplanamos la masa y la dejamos en un grosor de unos 5 mm y 30 cm de largo. Cortamos tiras de unos 2 cm de ancho. Barnizamos el cilindro con un poco de aceite y enrollamos las tiras en espiral sobrepuesta entre ella (sin dejar espacios en medio).


Freímos las cañas con abundante aceite y muy caliente, les damos vueltas hasta que quede dorada. Las ponemos en un plato con un papel absorbente, para que absorba el aceite sobrante, sacamos el cilindro con cuidado de no quemaros. Las rebozamos con el azúcar y ya estarán.

La crema pastelera:
Hervir la leche con la piel de limón y la canela. Batir las yemas junto con el azúcar y la maizena. Cuando la leche empiece a hervir retiramos del fuego, vertemos la mezcla anterior, volvemos a poner al fuego y no dejamos de mezclar con unas varillas. Cuando la crema ya tenga la textura deseada retiramos del fuego y dejamos enfriar. Ponemos la crema en una manga pastelera y reservamos en la nevera hasta que la queramos utilizar.

El montaje es muy fácil, con la ayuda de la manga pastelera rellenad las cañas.