domingo, 1 de mayo de 2016

Tarta Carlota

Tarta de hoy para el día de la madre. Esta tarta lleva una fina capa de bizcocho en la base y está rodeada por bizcochos de soletilla. Tengo entendido que es de origen francés. Se suele rellenar de algún tipo de crema, yo la he rellenado de dos mousse diferentes de manera que al cortar se ven los dos colores, lila de las moras, y rosa de las fresas. Aunque esta vez no pude hacer foto del corte, la próxima vez que lo haga prometo añadirla a la entrada.


Ingredientes:

Bizcochos de soletilla, para la base y 16 bizcochos (si os sobra alguno los podéis congelar):
6 huevos (las claras y las yemas separadas)
200 gr azúcar
1 pizca de sal
150 gr harina

Mousse de moras:
300 gr moras
300 gr nata
75 gr azúcar glas
8 gr agar-agar en polvo (o 5 hojas de gelatina si preferís)

Mousse de fresas:
300 gr fresas sin el rabito
300 gr nata
75 gr azúcar glas
8 gr agar-agar en polvo (o 5 hojas de gelatina si preferís)

Moras, fresas y frambuesas para decorar


Elaboración:

Bizcochos de soletilla:
Mezclamos la yemas con 100 gr de azúcar con las varillas eléctricas, hasta que pase de un color naranja a un amarillo clarito, también habrá doblado de volumen.
Montamos las claras con una pizca de sal y cuando ya estén montadas agregamos poco a poco los 100 gr de azúcar restante .
Añadimos la harina con las yemas y lo batimos bien. Agregamos las claras montadas y con una espátula y movimientos envolventes lo mezclamos todo.

Primero hacemos la base, cogemos un molde redondo de unos 22 cm, y cubrimos el fondo con la masa, no más de 1 cm de grosor. Cocemos en el horno con el fuego arriba y abajo, precantelado a 180º unos 10 minutos, comprobar con un palillo si al pinchar esta limpio ya está cocido.


Para los bizcochos de soletilla, se puede hacer con la manga pastelera haciendo tiras a modo tradicional y las ponemos al horno, o yo esta vez lo he hecho con el molde de la foto. Cada bizcocho es de unos 8x4 cm y unos 7 mm de grosor. El procedimiento es el mismo que la base, pero unos 7 o 8 minutos de cocción, hasta que queden ligeramente dorados.

Mousse de Moras y fresas (se hacen las dos igual) no hay que hacerlas a la vez 1 hora de diferencia:
Cogemos las moras o fresas y las picamos hasta conseguir un puré, con un colador de malla separaremos las pepitas y nos quedamos solo con la pulpa.
Montamos la nata y cuando esté casi montada añadimos el azúcar y acabamos de montar.
Ponemos la pulpa de la fruta en un cazo junto con el agar agar (si utilizáis hojas de gelatina recordad que se tienen que hidratar antes), calentamos hasta que se disuelva y retiramos.
Importante! Ahora tenemos que agregar la pulpa en la nata pero sobretodo tiene que estar un poco tibia no caliente, sino la nata perderá su textura y se volverá líquida.
Dicho esto lo mezclamos con la ayuda de una espátula y haciendo movimientos suaves y envolventes.

Montaje:
Cogemos el molde de la tarta, si puede ser de los que se separa el lateral mejor. Ponemos la base y rodeamos con los bizcochos de soletilla. Vertemos primero la mousse de moras recién hecha y lo guardamos en la nevera 1h, esto hará que al actuar la gelatina quedará la mousse lo suficientemente dura, para después poder poner la mousse de fresa y que no se hunda. Pasada la hora, hacemos la mousse de fresa y la vertemos encima de la otra, guardamos en la nevera. Esta tarta yo la preparo el día antes, aunque las frutas de encima las pongo el mismo día. El lazo que veis ayuda a que no se desenganchen los bizcochos de soletilla, aunque no deberían, y además queda bien como decoración.

4 comentarios:

  1. Que buena presencia ñan ñannnn.Yo quiero un trozo.Bs

    ResponderEliminar
  2. quina bona pinta! ets una artista!!! qui pogués atravessar la pantalla !! petons

    ResponderEliminar