jueves, 4 de agosto de 2016

Pastel de Mousse de moras y limón

Un pastel refrescante para estas fechas y muy esponjoso, además hay que aprovechar que ahora estamos en plena temporada de moras.


Ingredientes:

Base:
150 gr galletas tipo (maría)
75 gr mantequilla

Mousse de moras:
300 gr moras frescas
300 gr nata
75 gr azúcar glas
5 hojas de gelatina

Mousse de limón:
Zumo y ralladura de 2 limones
300 gr nata
75 gr azúcar glas
5 hojas de gelatina

Algunas moras extra para decorar


Elaboración:

Base:
Trituramos las galletas hasta convertirlas en harina. Derretimos la mantequilla, y lo mezclamos bien. Cogemos un molde de los de aro de unos 22 cm (que se pueda separar la base). Cubrimos toda la base con la pasta de galletas y reservamos en la nevera.

Mousse de moras:
Dejamos las hojas de gelatina en remojo 2 minutos.
Cogemos las moras y las trituramos con un brazo eléctrico, después las colamos con un colador de malla para separar el jugo de las semillas.
Ponemos un cazo con el jugo de moras, cuando empiece a calentar añadimos las hojas de gelatina, cuando se hayan integrado, retiramos y reservamos. Tiene que estar templado, no caliente, cuando lo mezclemos con la nata, si no lo está, la nata se desmontará.
Montamos con las varillas la nata hasta que esté casi del todo montada, añadimos el azúcar y acabamos de montar. Añadimos el jugo de moras con la gelatina, mezclamos con movimientos suaves y lo volcamos todo en el molde con la base de galleta. Dejamos reposar en la nevera al menos 1 hora para que coja consistencia.

Mousse de limón:
Dejamos las hojas de gelatina en remojo 2 minutos.
En un cazo ponemos el zumo y la ralladura de los limones. Cuando esté caliente añadimos las hojas de gelatina, removemos hasta que estén bien integradas y reservamos hasta que se atempere.
Montamos con las varillas la nata hasta que esté casi del todo montada, añadimos el azúcar y acabamos de montar. Añadimos el limón mezclamos con movimientos suaves, y con cuidado lo vamos volcando encima de la mousse de moras (no de golpe, no queremos que se mezclen). La mousse de moras después de 1 hora ya tendría que tener consistencia (probad la consistencia tocando con el dedo suavemente antes que volcar la mousse de limón). Dejamos en la nevera un par de horas, desmoldamos y ya se puede comer. 

Podemos decorar con moras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario